VICTOR - EL OJO DEL CORAZÓN

 

La fotografía es un camino que me lleva

una y otra vez de la mente al corazón.

 

Mi visión es sencilla…la cámara dialoga con las personas sin dirigirlas o imponer. Sólo sostengo el espacio para aquello que emerge para ser mostrado, e intento hacerlo en amor y aceptación de lo que es. A veces las sesiones son más divertidas, a veces no. Pero siempre es una experiencia única y profunda. Las imágenes resultantes son el fruto de la magia de este encuentro.

 

Estoy profundamente agradecido de conectar así con las personas y ser testigo de los eventos, trabajos, nacimientos, celebraciones de sus vidas… todo es parte del flujo de la existencia, de cómo nos mostramos y nos compartimos. Desde la intimidad de la piel, el hogar, la familia hasta los espacios en que nos abrimos al resto del mundo.

 

En vuestros ojos encuentro la fuerza de la vida, la belleza natural del ser que emana desde el interior al amarnos y aceptarnos como somos, aquí y ahora.

 

 

En vosotros me encuentro a mi.

    

    Fotografía de Raquel Puime